domingo, 30 de agosto de 2009

El silencio solo desespera cuando dudamos de nosotros mismos. Cuando queremos oir una respuesta.
La respuesta siempre esta alli, en nuestro corazon. Solo hay que aprovechar ese silencio. Buscar la calma. Luego del silencio vuelve el sonido. Todo pasa.

Gracias mi amor por las enseñanzas de cada dia. Te amo

1 comentario:

  1. muy lindo tu escrito, muchos saludos...Silvina

    ResponderEliminar

Dimelo